Cuándo se podan los naranjos, y cómo hacerlo

Comparte este artículo

En este post aprenderás cuándo se podan los naranjos, procedimiento necesario para poder conseguir las frutas de mayor calidad y mantener tus plantas sanas y felices.

Aprende con nosotros cuándo se podan los naranjos

Cuándo se podan los naranjos

Al igual que sucede con todos los árboles de cítricos, podar el naranjo no es algo que debas realizar por obligación, pero es un procedimiento que ayudará al fortalecimiento de tus árboles y a que produzcan frutos más dulces, jugosos y de alta calidad.

En caso de que decidas podar tus árboles de naranjas, aquí te enseñaremos cuándo se podan los naranjos, para que puedas hacerlo de forma adecuada y en la época que resulte más beneficiosa para la planta.

La poda del naranjo se programa, por lo general, una vez que ha pasado la época de recolección, a menos que el exceso de frondosidad de las ramas de un árbol hagan necesaria una “poda preventiva” para salvaguardar la salud de la planta.

La parada vegetativa

La parada vegetativa del árbol es un factor muy importante a tener en cuenta, pues se producen en el verano, debido a las altas temperaturas y luego en el invierno ocasionada por las heladas.

Tomando en cuenta las paradas vegetativas, ¿cuándo se podan los naranjos? Lo ideal es hacerlo durante el verano, pues las bajas temperaturas son enemigas a la hora de podar el naranjo.

La edad de la planta

Ningún árbol de naranjo menor de tres años debe podarse, a menos que, como ya hemos señalado anteriormente, deba hacerse una poda de emergencia para garantizar la salud y el crecimiento de la planta.

La época ideal del año

De lo que hemos señalado, podemos concluir que la mejor época del año para podar los naranjos es a finales de la primavera o en el verano, cuando, generalmente, el árbol no tiene mucha actividad.

Ventajas de la poda de los naranjos

Con la poda programada de nuestros naranjos podremos proveerles de una serie de ventajas y beneficios que le ayudarán en su crecimiento y salud.

  • Se consigue una mejor iluminación y aireación del área foliar de la planta.
  • Ayudamos a que la distribución de los nutrientes en la planta sea más provechosa y eficiente.
  • Se incrementan el tamaño y la calidad de las naranjas.
  • Hacemos a la planta menos vulnerable al ataque de plagas y enfermedades.
  • Al dejarlas con menos follaje, la planta necesitará menos nutrientes, lo que reduce el gasto en productos fitosanitarios.

Si te parece interesante el contenido de este post, tal vez quieras conocer acerca de los diferentes tipos de eucalipto, por lo que te invitamos a leer este interesante artículo, lleno de información relevante y actualizada de este tema.

¿Cómo podar los naranjos?

Lo más recomendable ya que sabemos cuándo se podan los naranjos, es programar una poda anual para el fortalecimiento de la planta, lo cual permite que las ramas crezcan más vigorosas.

En cuanto a la cantidad de la poda, debe graduarse según el objetivo que se persigue al realizar el procedimiento y la intensidad de la poda dependerá de estos factores determinados.

  • Se puede realizar una poda ligera, en la que se suprime el 10% de la materia vegetal de la planta. Este tipo de poda se realiza para regular la producción, preservar la salud de la planta y renovar el material vegetal.
  • En las podas genéricas o normales, se suprime un 20% de la materia vegetal de la planta. Esta poda tiene como objetivo principal mantener el equilibrio de la planta y renovar la materia vegetal de la misma.
  • En los procedimientos de podas fuertes o intensas, suprimimos un 30% de la materia vegetal. Esta poda se programa para permitir el mejor acceso de la luz solar en el interior del área foliar de la planta, también renueva la materia vegetal y controla la producción en años en que la floración ha sido particularmente intensa.
  • Si se programa una poda muy fuerte o muy intensa, suprimiremos un 50% de la materia vegetal de la planta. En esta poda se persigue renovar toda la copa del árbol.
  • También existe la modalidad de la poda de formación, que se le aplica a las plantas muy jóvenes (menores de tres años), para ayudarlas a estructurarse en torno a las ramas más fuertes de la planta. También se puede dejar el tronco lo más bajo posible para facilitar, a futuro, las labores de recolección de fruta.
  • La última clase de poda, es la poda de regeneración, que se practica en árboles de avanzada edad, que tienen muchas ramas muy vigorosas y largas. Esta poda persigue alterar la disposición y ramaje de la planta, y se programa cuando esta esté muy agotada.

Las herramientas que debes utilizar

Algo a tomar en cuenta al momento de la poda del naranjo, es el uso de las herramientas adecuadas para hacerlo, pues no todas las herramientas sirven para todos los propósitos que perseguimos con la poda. Una buena sierra eléctrica es lo ideal para cortar las ramas más gruesas y largas y unas tijeras medianas de podar, para recortar las ramas más finas y jóvenes.

Lo ideal es recortar las ramas más grandes y longevas, para favorecer el crecimiento y desarrollo de las ramas más jóvenes de las plantas. ¡Ahora ya sabes cuándo se podan los naranjos!

Si quieres aprender mucho más acerca de cuándo se podan los naranjos, no dejes de ver el siguiente video con toda la información que necesitas para ser un experto.

(Visited 10 times, 1 visits today)

Deja un comentario