Jacaranda Mimosifolia: Descripción, hábitat, propiedades

Comparte este artículo

Jacaranda Mimosifolia, es un árbol propio de  Sudamérica popularmente conocido cómo jacaranda, jacarandá o tarco, muy llamativo por su flores de calor violeta.

Un árbol de esplendoroso color violeta

El Jacaranda Mimosifolia

El árbol cuando alcanza su madurez puede llegar a medir unos 12 a 15 metros de altura, incluso puede llegar a conseguirse especímenes de unos 20 metros de altura.

Raíces

Sus raíces, se desarrollan de forma oblicua, simétricas y fasciculadas, no son para nada invasoras. Esto ocasiona que cuando llegan los periodos de sequia, el árbol tiene un aspecto poco agradable a la vista.

Copa

El punto mas alto o copa del Jacaranda Mimosifolia no posee una forma homogénea, muchas veces presenta una forma similar a una sombrilla, en otras ocasiones se ve de manera piramidal; pero, nunca se ve tupida.

Por lo general, se le ve una forma ovoide o irregular, su composición estructural se caracteriza por ramificaciones principales extendidas. Su punto mas alto de manera natural logra un diámetro de 10 a 12 metros, lo cual proyecta una sombra mediana.

Tronco

El tronco en su base posee una forma un poco torcida y cuenta con una altura de unos 6 a 9 metros, con un diámetro de unos 4 a 7 dm. El ritidoma tiene un color pardo grisáceo y presenta una textura lisa cuando esta joven.

Esta textura se torna áspera, agrietada y opaca a medida que avanza en edad, forma una especie de escamas rectangulares que pueden desprenderse.

El jacaranda puede llegar a medir unos 8 a 12 metros de longitud. Es una especie semidecidua de mediano desarrollo y una expectativa de vida de hasta unos 100 años.

Las hojas

Las hojas son de gran tamaño, de unos 3 a 5 dm largo, se encuentran constituidas de manera combinada, son opuestas, bipinnadas, con detalles de 25 a 30, y dos elementos folíolos diminutos de manera oval-oblonga, apiculados  de color verde claro y de textura de su superficie lisa pubescente.

La zona superior de la hoja tiene tonalidad verde oscuro, el área inferior es pálida. La temporada de foliación se da a inicios del verano.

Las flores

Las flores tienen un diámetro aproximado de 4 a 5 cm, se encuentran unidas en panículas terminales rectas, de unos 20 a 30 cm y poseen una tonalidad azul violeta.

La corola tiene un tubo bastante retorcido y a su alrededor unos 5 pétalos adheridos firmemente. Los lóbulos de la corola son un poco disparejos y constituidos por 2 labios, uno de esos labios tiene 2 lóbulos superiores el otro labio tiene 3 lóbulos inferiores.

Toda la corola es aterciopelada, el androceo como es común en las bignoniáceas, tiene el más largo de los 5 estambres estériles que posee y 2 de los estambres fértiles son mas largos que los dos restantes.

El pistilo largo, llamativo y de tonalidad blanquecina. La floración se da en la estación de primavera mucho antes que la foliación, en muchas ocasiones realiza una segunda floración un poco mas pobre en el verano.

El fruto

El fruto tiene una consistencia como de madera, se abre espontaneamente, es plano y en estructura de castaña, en la cultura guaraní es conocida por el nombre “ka-í jepopeté) que quiere decir aplauso de mono.

Su cápsula es loculicida de unos 6 cm de diámetro, orbicular y compacta de coloración verde que se convierte en pardo oscuro al momento de madurar, posee semillas aladas. Los frutos se dan al termino del otoño y se mantienen todo el año.

Distribución

El jacaranda mimosifolia se encuentra ubicado en condición autóctona en parte de Sudamérica como o Perú, en el norte y otras zonas argentinas, también en territorios de Uruguay.

En Paraguay en toda su extensión territorial se puede conseguir, específicamente en la zona oriental, tanto que, en la zona occidental o Chaco forman una especie de isletas de árboles de grandes dimensiones.

Estos van disminuyendo su número de acuerdo al tipo de suelo, si es mas seco o infértil. Se desarrolla en algunas regiones fronterizas del Chaco Boreal, como los cañones de Cerro león y bajadas aledañas de filadelfia.

Se inserto en zonas extrañas a su hábitat natural. sin embardo ha sido cultivado y usado de forma ornamental en la provincia de Buenos Aires, Ecuador, centro norte de Chile, en el altiplano de México, Florida, California, sur de Texas, sur de Luisiana, España, Islas Canarias, Portugal entre otras regiones.

En Buenos Aires, en el año 2015, la Legislatura nombró como árbol distintivo al Jacaranda Mimosifolia. Se integró al panorama porteño a finales del siglo XIX, en el bosque callejero y plazas, diseñando hileras en las avenidas.

Hábitat y cultivo

El hábitat natural son los bosques caducifolios tropicales. El clima es importante ya que es sensible a temperaturas inferiores a -1 grado centígrado, los ejemplares más tiernos fallecen si la temperatura esta por debajo de los 0° grados centígrados.

No es muy resistente a las sequias débiles, es preferible plantarlos a pleno sol, sin embargo, se adapta muy bien en zonas con semisombra. Es susceptible a derramarse con vientos y tormentas de intensidad media.

Le favorece un sustrato húmedo, la sequia lo perjudica y retrasa su crecimiento, el pH ideal es el neutro de 6.0 a 7.5, tiene capacidad para soportar una alcalinidad de 8.5. No soporta un suelo salino.

Se desarrolla en suelos de textura arenoso, arcilloso, humíferos, sin embargo, tiene cierta capacidad para adaptarse a cualquier tipo de suelo.

Posee una buena tolerancia a las condiciones ambientales, soporta muy bien la contaminación urbana, la que produce la industria no. En zonas de alta contaminación su follaje se despeluza, y se inicia un proceso de decadencia.

Debido a su porte los jacaranda mimosifolia son de interés en el diseño, para adornar por lo hermosas que son sus flores, se utilizan en ambientes y medios urbanos donde hay un nivel de perjudicialidad bajo.

El jacaranda mimosifolia se adapta bien a ambientes urbanos

Para mantener limpias las grande frondas, hay que hacerles duchas periódicamente. No utilice nunca abrillantadores foliares que tapan los estomas de las plantas dificultando la respiración.

Riego y humedad

El terreno y humedad durante el periodo de primavera y verano debe ser mantenido bastante hidratado. Se tiene que ser precavido de que no se acumule el agua en las macetas o alrededor del tronco, si está plantado en jardines.

En el periodo entre el otoño e invierno se riega solo lo necesario para mantener el terreno ligeramente hidratado.

Suelo trasplante

Este árbol trasplanta cada año en época de primavera, usando una maceta con un tamaño un poco mas grande que la anterior y así sucesivamente hay que ir ampliando el tamaño de la misma cada año.

Lo anterior se debe hacer hasta llegar a un diámetro de unos 30 centímetros, no es necesario exceder esta medida. Lo que si hay que hacer es sustituir anualmente la capa superficial del sustrato a una profundidad de 2.5 a5 centímetros.

Se tiene que utilizar un sustrato  bastante fértil unido con arena gruesa. Si se utiliza terracota mucho mejor en lo que a macetas se refiere, en vista que la misma en comparación con las macetas de plástico permite la transpiración del sustrato.

Abono

El árbol se tiene que abonar durante la época de primavera y verano, por lo menos cada dos semanas, se tiene que mezclar el agua de riego con un fertilizante líquido de buena calidad.

Cuando estas épocas terminen e inicien otras temporadas diferentes, el abonado debe ser suspendido. En lo que respecta a tipo de abono a utilizar, existen gran variedad en el mercado.

Lo ideal es informarse por medio de las etiquetas de como esta compuesto y asegurarse que tenga macroelementos como el nitrógeno.

Adicionalmente debe contener también fosforo, potasio y que contenga también microelementos como el magnesio, el hierro o el cobre, todos requeridos para el crecimiento y desarrollo.

Lugares de uso

Es posible utilizarlo en calles y avenidas que tengan poco transito de vehículos automotores o a combustión, sin embargo, bajo estas condiciones su desarrollo se ve comprometido y por lo tanto no crece mucho.

Se utiliza para adornar alineándolos en filas, individualmente o en conjuntos, posee una madera con un olor característico muy valorado en ebanistería y es usado  en carpintería para manufacturar laminados.

Soporta muy bien el desrame y posee tolerancia cuando lo podan, es indispensable realizar podas recurrentes de limpieza y ortopédicas. Es un árbol de exigencias bajas y con una rata de crecimiento bastante veloz.

Los vientos muy fríos lo afectan negativamente, más a{un en los especímenes jóvenes,  que les afecta tanto que terminan secándose y muriendo. Cuando está expuesto al sol florece a raudales.

Su reproducción es mediante las semillas y el tiempo ideal para sembrarlos es a fines de invierno o principios de la primavera. Si se van a trasplantar lo ideal seria no hacerlo en primavera u otoño.

Es afectado por ciertas plagas o enfermedades, aun así muy resistente a hongos e insectos. En ciertas oportunidades es atacado por hongos como el fumagina y también por los pulgones.

Propiedades

La infusión o té de las flores, hojas y corteza, le atribuyen beneficios para el tratamiento de la disentería amebiana y otras afecciones del tracto gástrico consideradas agudas. También posee beneficios y propiedades antisépticas, antitumorales y espasmolítica.

Uso

Su madera es utilizada y es considerada una muy buena materia prima para realizar trabajos de carpintería específicamente para acabados de interiores.

Es de color claro , con vetas pequeñas y bien definidas, aspecto parecido al fresno europeo, es bastante liviana y muy maleable.

En consideración al hecho de que esta especie es un árbol muy decorativo de muy rápido crecimiento y que no tiene problemas significativos con referencia a su cultivo.  Adicionalmente es resistente a la contaminación por lo que es versátil.

Sin embargo, esta planta tiene una desventaja que consiste en que por tener una abundante floración y una abundante producción de semillas.

Cuando estas caen al suelo forman las llamadas alfombras herbosas. Lo anterior crea dificultades ya que puede obstruir los alcantarillados.

Toxicidad

La planta en su totalidad es Venenosa si se ingiere directamente. También puede ocasionar daños en la piel como, irritación y reacciones alérgicas al mantener contacto con directo.

Taxonomía

El jacaranda mimosifolia ha sido revelado por David Don y expuesto en Botanical Register.

Etimología

Jacaranda es una palabra derivada del latín del nombre vernicular autoctono brasileño en tupí, yakara’na. Construido con los vocablos hakua, que tiene aroma y renda, lugar, es decir “fragante”.

Mimosifolia es un neologismo constituido con los vocablos mimosa del latim mimus, actor mimo. El origen de la palabra mimosa que hace alusión a la cualidad de algunas especies de retraer o contraerse cuando se les toca a la manera de los mimos quienes deben realizar movimientos elásticos para expresarse.

Nombres comunes

En castellano jacaranda, tarco, también popular equivocadamente con el término de palisandro, visto que el único palisandro es, el proveniente de África.

Si le interesó este artículo y desea saber más sobre árboles geniales, le proporcionamos el siguiente artículo sobre Tipuana Tipu: Características, usos, frutos y cuidados.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

(Visited 55 times, 1 visits today)

Deja un comentario