Vegetación de la Selva: Características, Clima, y Flora

Comparte este artículo

Las selvas representan un importante bioma con la mas grande biodiversidad de toda la Tierra, aunque sólo abarca el 60 % del área terrestre. En este artículo te presentamos información de interés sobre la Vegetación de la Selva, así como características, clima, y mucho más información.

Vegetación de la Selva

Alrededor del mundo la vegetación de la selva se caracteriza por poseer árboles de grandes alturas llegan hasta los 30 metros y una amplia variedad de especies de vegetación así como de fauna.

Es sabido entre los científicos y expertos, que este ecosistema tiene la biomasa más grande de la Tierra y que su apariencia no ha tenido muchos cambios durante los últimos 80 millones de años y tiene los habitas o entornos más importantes sobre la Tierra.

En las zonas de la selva madura está relativamente despejada de vegetación espesa, ya que está en la sombra gran parte del tiempo. Esta sombra que se comenta, es debido al dosel permanente que tiene la selva madura.

Así que, en vez de conseguir una vegetación de la selva muy espesa, se puede es ver inmensos troncos de los arboles entremezclados con lianas, ciertas plantas y pequeños arbustos en la parte del sotobosque e innumerables vegetación de poco tamaño muy cercano al suelo.

Los arboles de las selvas se encuentran en batalla permanente por el acceso a la luz solar, sus troncos van creciendo de manera recta y sólo logran producir algo de ramas en la parte más alta del árbol.

Al ubicarse geográficamente en la zona ecuatorial de la Tierra, están recibiendo permanentemente mucho radiación solar, las hojas de los arboles y otra vegetación que habitan en el dosel llegan a soportar o tolerar esa cantidad de luz solar.

La vegetación más frecuente es la epifita, que viven de manera parásita o adherida a los arboles. En algunas selvas esta planta puede proliferar de manera exagerada, y se puede encontrar hasta 3000 epifitas habitando en un solo árbol.

Este tipo de ecosistema tiene una amplia variedad de especies vegetales, se puede encontrar más de 200 especies en un área de 1000 metros cuadrados llena de pura vegetación de la selva. En ciertas selvas como la amazónica, como en la zona oeste del Amazonas ecuatoriano, colombiano y peruano, presenta una gran cantidad de especies de vegetales que habitan en una sola hectárea de selva.

La flora de la selva ecuatorial protegen a las especies, de manera que si una especie se hace abundante, sera una especie más vulnerable a ser atacada por agentes patógenos, esto ocurre porque, estos patógenos, desarrollar resiliencia para aprovechar los arboles y la vegetación de la selva que están en abundancia.

Un ejemplo muy visible de esto, es el revés de los cultivos de arboles de caucho, en donde esta única especie de árbol que se sembró a escala comercial sufrió ataques por parte de los hongos (especie patógena). En una selva, normalmente, los arboles de caucho se distribuyen espaciadamente entre otras especies vegetales, de manera que, los patógenos solo logre atacar a un árbol a la vez.

Este es el motivo por lo que las sembradios o grandes cultivos de una única especie vegetal son más vulnerables a ataque de patógenos o peste y necesitan de productos fertilizantes o agroquímicos para que puedan subsistir.

Características principales de la vegetación de la selva

Los ecosistemas selváticos están ubicados geográficamente en el área proxima a la zona ecuatorial de la Tierra, y tiene como característica emblemática su clima tropical húmedo, su alta pluviosidad anual y su amplia biodiversidad.

En la actualidad, la vegetación de la selva tropical abarca un 10% de la superficie continental de la Tierra, y esta en lugares como Sur de América, el área central del África, las islas del sureste de Asia y el noreste de Australia, sin embargo, hace millones de años este porcentaje era mucho mayor, pero la deforestación ha modificado esto.

En términos generales, estos ecosistemas están dentro de latitudes bajas, con temperaturas que oscilan entre los 18ºC y 29ºC durante el año y una humedad relativa que va entre los 70% y 90%. En estas selvas hay mucha pluviosidad casi a diario pero, depende del tiempo, y esto se debe a la elevada humedad relativa que se une con las elevadas temperaturas y genera acumulación de nubes.

En las selvas, la evolución y desarrollo de los arboles y la vegetación en general, es muy abundante, que pueden generar hasta el 50% del oxigeno mundial. Estos ecosistemas tienen arboles de todo clase y los más elevados puede llegar a tener alturas de 50 metros.

En estos complejos ecosistemas se pueden conseguir por lo menos, cuatro estratos de complejidad vegetal, en donde crecen y desarrollan millones de arboles y plantas que se conocen como: suelo, sotobosque, dosel y emergente.

El primer estrato, es el más importante en las selvas, el suelo, en todos los suelos de este ecosistema, sucede un proceso químico natural que se conoce ferralitización, que es un alteración química extrema, en donde el óxido de hierro de la roca base, es disuelto generando un estrato de roca meteorizada de gran grosor o espesor y solo se ve en las áreas tropicales, por la permanente acción del agua, debajo de la capa o estrato orgánico superficial no hay mucho desarrollo, y se ve siempre de una coloración roja o rojiza amarillenta.

En este estrato habitan los llamados recicladores de las selvas, ya que reusan los excrementos de otros animales para reciclar nutrientes a los suelos.

Luego, al ir subiendo por el árbol a una parte más alta de este, conseguimos con los otros estratos de la selva. El segundo estrato es el Sotobosque, esta capa percibe poca radiación solar, ya que, las espesas capas de hojas de los estratos superiores no la dejan llevar, así que la vegetación se ve obligada a crecer más hasta llegar a la radiación solar.

En esta área de la selva, se consigue más fauna, porque hay mucha vegetación de la selva le sirven de alimento. El tercer estrato, se conoce como Dosel, y es la capa principal, porque tiene la mayor cantidad de vegetación y fauna que habitan aquí.

Las hojas de los arboles son alisadas y de forma ovaladas, logrando ser una especie de techo o sombrilla para las capas inferiores. El cuarto estrato, es el Emergente, está constituido por los árboles más altos, que transportan las semillas por toda la selva, producto de los portentosos vientos que se presenta en este ecosistema.

Adaptación de la vegetación de la selva

Con la evolución del tiempo, la vegetación de la selva como los arboles, plantas y flora, han logrado ser resilientes y adaptarse a los ecosistemas selváticos que se pueden ver actualmente. En estos ecosistemas el elemento fundamental es la radiación solar.

Mientras que el nivel o estrato emergente, donde la radiación solar es permanente y abundante, la vegetación en los estratos inferiores se han tenido que adaptar para optimizar la poca cantidad de radiación solar que ingresa a través de los niveles superiores.

Los arboles que se encuentran el parte alta del dosel, tienden a crecer sin ramas sino hasta que llegan a la presencia de luz solar. Las plantas y arboles obtienen hojas de gran tamaño para lograr adquirir toda la radiación solar que puedan captar.

Ciertas clases de plantas se trepan por los arboles y llegan hasta los topes de los estos para que sus hojas logren llegar a la luz. Las plantas más frecuentes que se encuentran en estas zonas son las trepadoras y enredaderas.

La alta precipitación en los ecosistemas selváticos también contribuye a los procesos de adaptación en la vegetación de la selva. Para que cuando caiga el agua no se golpeen ni maltraten la flora, la vegetación debe contener el agua de lluvia para que su peso no reviente ni dañe sus hojas ni ramas.

A través, de los poros de las plantas, ocurre el intercambio de gases y esto disminuye el crecimiento y desarrollo de mohos. Algunas clases de plantas tienen desarrolladas hojas con terminales en forma punteada, para captar agua de lluvia y que se puede deslizar hasta la punta, y otras plantas tienen un estrato muy ceroso que los ayuda a repeler el agua a través de sus hojas.

El estrato del suelo es pobre en presencia de nutrientes, ya que las plantas no pueden tener raíces a nivel tan profundos. Frecuentemente, los arbolas más grandes tienden a desarrollar raíces de soporte, para equiparar sus raíces poco profundas y así poder absorber los nutrientes que necesiten de la capa del suelo.

Otra resiliencia de la vegetación de la selva, es el intercambio gaseoso, que lo emplean para subsistir, crecer y desarrollarse. La flora debe hacer el balance cuando se abren sus estomas para transpirar los gases y luego debe cerrarlos para que no tenga perdida del agua cuando ocurra la transpiración.

En particular, en los ecosistemas selváticos tropicales, el agua no es ningún inconveniente porque llueve casi todo el año, la vegetación pueden dejar sus estomas aperturados mucho más tiempo.

Los diferentes cambios que han ocurrido en la vegetación de la selva, están condicionados por factores como la luz solar, la profundidad del suelo o la elevada humedad relativa.

  • Las hojas y la radiación solar: La luz solar penetra en la selva en un gradiente de forma vertical que va a afectar en la talla y morfología de las hojas, en el estrato del dosel, la radiación solar es más fuerte y las hojas son de menor tamaño. Mientras que, en los niveles del medio, las hojas de los arboles son capas más amplias y finas, y en el nivel de sotobosque las hojas son de mayor tamaño. Es así como la selva, optimiza la baja luz solar que entra dentro de la selva.
  • Las raíces en forma tubular: En los ecosistemas selváticos, el suelo no tiene mucha profundidad y los arboles que son altos no pueden desarrollar sus raíces muy profundas. Esto reduce la habilidad de soporte, por lo que han desarrollo amplias raíces en su parte lateral que les permite sostenerse.
  • Gutación: En los ecosistemas selváticos, con elevadas temperaturas y altas precipitaciones, se pueden encontrar valores elevados de humedad relativa ambiental. Así que, la vegetación de la selva hace su proceso de transpiración, es decir, liberación del vapor de agua, a través de sus estomas que están en sus hojas. Cuando la humedad relativa es muy elevada, como suele suceder en selvas del trópico, se hace difícil la transpiración. Así que, algunas especies vegetales han creado un proceso activo para la liberación del agua en estado liquido. A este proceso se le llama gutación, y ocurre a través de los poros que se encuentran en las orillas de las hojas.

  • Suelo: En términos generales, el suelo selvático es bastante infértil y en algunas ocasiones son suelos poco profundos.
  • Ciclo de nutrientes: En las selvas tropicales, los nutrientes se consiguen aglutinados en la biomasa vegetal y en las hojas que se caen de los arboles y están en la superficie del suelo. El ciclo de nutriente está relacionado con los organismos animales descomponedores y a la cadena de micorrizas, estos últimos son hongos que crean asociaciones simbióticas con las raíces de los arboles ayudando a la captación de los nutrientes.
  • Geografía biológica: Casi la totalidad de las zonas donde se encuentras los ecosistemas selváticos tienen una misma historia geográfica biológica. Estas zonas comprenden a América del Sur, Madagascar, África, India y Australia, conformaban el continente Gondwana durante la Pangea hace unos 250 millones de años. Al ocurrir la separación de la Pangea, durante el Jurásico y Cretácico, quedaron rastros de vegetación y fauna en estas zonas y su relación entre ellas.

Estructura vegetal

El ecosistema selvático tiene una estructura complicada de cuatro estratos o niveles de vegetación de la selva y deferentes capas de trepadorismo y epifitismo. A continuación, se describen los estratos:

  • Sotobosque: en la selva se consigue un sotobosque de arbustos de bajo tamaño y arbustos de hojas amplias, como consecuencia de que al suelo llega poca radiación solar, ya que el dosel en su parte alta es muy densa.

  • Estrato arbóreo: puede ser un estrato de arbustos de tamaño medio entre 4 a 5 metros de altura. Luego, se puede ver diversos niveles de arbustos, siendo el primero uno de los arboles de menor tamaño y arbustos de mayor tamaño, con alturas entre 5 a 8 metros. En la parte superior de este estrato, se observan arboles de mediano tamaño, entre alturas de 10 a 20 metros, y luego se ve el dosel superior conformado por árboles de grandes tamaños con alturas de 40 a 50 metros.

  • Dosel: es el siguiente estrato, con arboles que tienen alturas que oscilan entre los 30 y 45 metros. En el área de las ramas y en el tope de los arboles se enlazan fuertemente como si fueran una telaraña. En este nivel habita la mayor proporción de diversas especies vegetales.

  • Emergente: Tiene arboles de alturas superiores a los 40 metros y esta constituido en su gran mayoría de arboles más altos que pueden aguantar la intensidad de la radiación solar. Es el nivel más alto, los arboles básicamente son de hojas permanentes, con hojas de pequeño tamaño y con una superficie cerosa que lo protege de sequedad.

En las selvas no intervenidas, el dosel es macizo y denso, apareciendo de forma poco frecuente los llamados arboles emergentes. Estos arboles tienen alturas entre 60 a 80 metros. En los ecosistemas selváticos, el elemento limitante es la radiación solar y una gran cantidad de especies herbáceas logran desarrollar adaptabilidad para atrapar luz solar que logra la penetración del dosel.

Ciertas especies vegetales logran crecer sobre los arboles de mayor altura, mientras que otras especies se trepan por los troncos hasta alcanzar la radiación solar.

Tipos de vegetación de la selva

Los ecosistemas selváticos son considerados una importante biomasa con la más impresionante diversidad biológica sobre la superficie terrestre, aunque solamente cubra el 55% de la superficie areal de la Tierra.

Ciertas especies vegetales pueden tener una evolución de crecimiento más rápida, otras especies poseen hojas más amplias y algunas otras desarrollas los mejores escudos protectores en contra de las especies depredadoras.

Una gran parte de la vegetación de la selva han logrado evolucionar en conjunto con algunos animales en particular, conformando asociaciones en las que uno sobrevive por la presencia o existencia del otro.

Aunque la vegetación percibe una gran cantidad de detritos, estas zonas están caracterizados por tener procesos de descomposición muy rápidos, por lo que, con el pasar del tiempo no logran desarrollar una capa o estrato orgánico bien diferenciado en el suelo que permite darle resistencia y agarre.

Asimismo, sus compuestos más solubles son desechados mediante un filtrado natural de una manera sencilla. Los suelos que predominan en las selvas tienen una baja capacidad de intercambio iónico, una ayuda que le permite proveer de nutrientes elementales como calcio y potasio. Su coloración rojiza de los suelos que se observa con frecuencia, es responsabilidad del alto contenido de óxido de hierro que se encuentran aquí.

Se debe destacar que la vegetación de la selva tropical proporcionan ayuda y facilitan:

  • Las especies vegetales de los ecosistemas selváticos tropicales se usan para generar muchos productos. Entre los productos de consumo humano se pueden destacar: frutas, cacao para hacer chocolate, café, colorantes, caucho, arroz, goma de mascar y madera.

  • Las dos terceras partes de las especies vegetales están contenidas en las selvas tropicales.

  • Muchas de las medicinas de la salud convencional, que hoy en día usa el hombre, algunos de sus componentes vienen de las especies vegetales de las selvas tropicales. Muchas de las plantas se usan para hacer medicamentos contra el cáncer.

  • La vegetación de la selva esta siendo acabada y destrozada por la acción de actividad humano a una velocidad alarmante. Los ecosistemas selváticas están siendo devastado por la tala de los arboles, actividad ganadera, actividad minera y la población habitacional humana.

  • La vegetación participa en los intercambios de gases que suministran una gran parte del contenido de oxigeno que hay en el planeta, y recicla el dióxido de carbono en oxigeno.

Con respecto, a la vegetación de la selva, se pueden resaltar cinco grupos distintos de especies vegetales que constituyen la plenitud de las selvas tropicales:

  • Los arboles que salen y se ven por encima de toda la cubierta de la selva conformada por las ramas más altas.

  • La conocida cubierta o capa vegetal superior.

  • El nivel de arboles de menor tamaño.

  • Los arbustos que crecen por el nivel inferior de los arboles de menor tamaño.

  • La gran cubierta de plantas herbáceas y helechos que están en contacto inmediato con la superficie del suelo.

Durante una gran cantidad de tiempo, los ecosistemas selváticos mundiales, estuvieron protegidos de la acción del hombre y sus actividades depredadoras, solo se conocía de los seres humanos de tribus autóctonas que habitan en completo equilibrio con su espacio, pero los problemas empezaron por la explotación de las selvas por la extracción de la madera, las actividades agrícolas y el desarrollo y la explotación tan acelerada esta desencadenando graves problemas en la existencia a mediano plazo de estos ecosistemas.

En las selvas tropicales habitan internamente dos tercias partes de toda la vegetación y fauna de todo el planeta Tierra, representando esto la biomasa más grande y con la mayor diversidad biológica, tiene millones de especies y de acuerdo a los científicos, aun hay una gran cantidad de especies por describir y descubrir.

Una de las características más distintiva de la vegetación de la selva, es la increíble y veloz tasa de crecimiento de las especies arbóreas, llegan a alcanzar alturas entre los 20 y 70 metros. Adicionalmente, las raíces superficiales, producto del poco suelo que se forma, funciona como soporte para sostener los arboles que se sujetan.

Asimismo, se tiene predominancia de manglares, una vegetación espesa cargada de arbustos, raíces y neumátoforos, que se encuentran próximas a las aguas dulces:

  • Los arboles tienen la habilidad natural de mantenerse durmiendo hasta que lograr percibir radiación solar para comenzar una etapa de crecimiento acelerado.

  • Algunas especies vegetales poseen hojas con escasos o nulos niveles de clorofila, las cuales lograr obtener cuando culminan su etapa de crecimiento.

  • La tasa entre los diversos patógenos tipo hongos que viven en las raíces de las plantas permiten adquirir nutrientes con más facilidad.

  • La reproducción de la vegetación de la selva esta asociada con el tipo de fauna, porque el proceso de polinización y dispersión de las semillas lo hacen los animales.

Cuando se menciona la vegetación de la selva tropical es básico puntualizar que tiende clasificar en distintos niveles o estratos, y de acuerdo al estrato en el que se encuentre, se puede detallar un tipo de vegetación de la selva que se tenga.

Lo anteriormente expuesto, es debido a la inmensa altura que logra desarrollar la vegetación de la selva tropical. De manera que, las especies vegetales que estén en una altura en especifico sea distintas de las que se pueden conseguir en otro nivel o estrato, aunque esto puede ser un factor en común en otros ecosistemas, en particular en las selvas tropicales, es especialmente un rasgo representativo.

Primeramente, se debe explicar el nivel o estrato conocido como “Dosel”. Este estrato de la vegetación de la selva tropical, se caracteriza por tener hojas y ramas de los arboles de la mayor altura que se puedan tener en una selva. En este estrato, las especies vegetales se entrelazan entre ellas mismas y termina por formarse un real “techo de hojas”, que es uno de los aspectos más significativos de las selvas tropicales.

Adicionalmente, los arboles comunes de los ecosistemas selváticos en este estrato, se pueden conseguir gran cantidad de especies como:

  • Vegetación trepadora y enredadera.

  • Líquenes.

  • Orquídeas.

  • Bromelias.

En el siguiente estrato, específicamente en el segundo, que se conoce como “sotobosque”, este se ubica entre el nivel del suelo y el dosel. A este estrato, solo le llega o penetra aproximadamente un 4% de la radiación solar, debido a que, el estrato “dosel” con el techo de hojas no permite una mayor entrada de luz solar.

De manera que, las especies vegetales que pueden crecer a este nivel estén acondicionadas a una luz solar indirecta, porque están, de manera permanente, protegidas por ese techo vegetal que comprenden el dosel.

En este nivel o estrato de sotobosque se puede mencionar a las siguientes especies vegetales:

  • Ciertas plantas trepadoras.

  • Helechos.

  • Higueras.

  • Palmeras de bajo tamaño.

  • Plantas patógenas como hongos y musgos de distintas tipologías.

Al final, la vegetación de la selva tropical, se consigue un tercer estrato o nivel, que se ubicaría a nivel del suelo, a esta altura solo penetra aproximadamente un 1,5 a 2% de la radiación solar, por lo que las especies vegetales en este estrato, es particularmente, susceptible a la luz solar.

De esta manera, el tipo de vegetación de la selva más común en este estrato, es exclusivamente hongos, que están en búsqueda de espacios frescos, con mucha humedad y con oscuridad.

En términos generales a la vegetación de la selva, se puede observar una amplia gama de especies y estructuras vegetales.

Existen zonas selváticas que presentan hasta unas 120 especies de arboles en un espacio de 1 hectárea, y en selvas amazónicas como la de Ecuador, se han encontrado hasta 4480 especies de arboles. A continuacion un listado de las especies más comunes de encontrar:

  • Café.

  • Orquídea.

  • Cambur o plátano.

  • Flor de pascua.

  • Cacao.

  • Árbol de caucho.

  • Heliconia.

  • Zapote.

  • Bromelia.

Vegetación de la selva: fuente de Medicina Convencional

En los ecosistemas selváticos, se observan una gran cantidad de árboles y plantas autóctonas que han mostrado una gran gama de compuestos químicos con capacidades curativas y han modificado la manera de atender las enfermedades en la actualidad.

El tratamiento de enfermedades cancerígenas ha encontrado curas favorables, gracias a las especies vegetales que se usan como fines medicinales. Adicionalmente, una gran cantidad de tratamiento empleado en la quimioterapia, están constituidos por plantas que son exclusivamente de las selvas.

Unos ejemplos de las plantas más comunes empleadas en tratamientos contra el cáncer se pueden mencionar: la Vinca de Madagascar y Camptotheca Acuminata. Así mismo, para tratar patologías de la piel, hay varias medicinas que se hacen en base a plantas selváticas, como las siguientes: uña de gato, lapacho y zarzaparrilla, que se usan para el tratamiento de eczema y psoriasis.

En cuanto al tratamiento de patologías cardiacas, también se hace tratamiento en base a plantas selváticas tropicales, estas enfermedades se tratan con el compuesto activo conocido como dioicina, un medicamente que se realiza partiendo de la ouibain o flor de digital.

De manera, que, en la actualidad, muchos laboratorios farmacéuticos, están estudiando las plantas selváticas para descubrir sus propiedades curativas. Las raíces de la planta de regaliz están dando resultados favorables para el tratamiento del mal de Cushing y de Addison, y la planta de terciopelo está dando resultados positivos para tratar la enfermedad de Parkinson.

Deforestación de la vegetación de la selva

Deforestación es un proceso generado principalmente por las actividades humanas, que afectan de manera negativa, las áreas selváticas. Una de las principales causas son la tala y quema de las empresas madereras, para adquirir leña y otras empresas para adquirir suelos que son usados para la agricultura, ganadería, minería y hasta para el narcotráfico.

Desde el inicio de las actividades agrícolas, se han devastado cerca de un 40% de los ecosistemas selváticos alrededor del mundo. La tala desmedida sin un plan de reforestación, ha generado daños severos en el entorno natural, y trayendo como consecuencia la perdida de diversidad biológica y la desertificación de los suelos.

La deforestación afecta el proceso de fijación de dióxido de carbono en la Tierra, ya que los suelos en las zonas ya deforestadas tienen más probabilidad de aumentar su velocidad de erosión, y pasan a ser suelos infértiles o improductivos.

Los elementos determinantes que actualmente aceleran la deforestación, se pueden encontrar: la ausencia de valor aportado, el manejo irresponsable de las áreas forestales y las legislaciones ambientales muy deficientes. Los suelos de las selvas son muy húmedos, y sin la cobertura de los árboles, el suelo se seca y se vuelve quebradizo rápidamente.

Sin la presencia de los árboles que cumplen estas funciones, la gran mayoría de las selvas pasaran a ser zonas desérticas de suelos áridos. Las selvas ocupan en la actualidad aproximadamente el 5% de la superficie terrestre, pero zonas grandes de estas selvas se pierden anualmente.

Las selvas a este ritmo tendrán a desaparecer en su totalidad en unos 100 años, según los expertos, de continuar esta situación a nivel mundial. Desde el año de 1990 hasta la actualidad, se han devastado unos 129 millones de hectáreas de vegetación selvas según información suministrado por la FAO.

Sin embargo, el proceso de deforestación a nivel mundial ha mermado en más de un 35%. En el continente africano se pierde unos 4 millones de hectáreas anualmente y en la zona Occidental de este continente se han deforestado todos los ecosistemas selváticos que existían.

En el continente europeo, se preservan de manera consciente los ecosistemas selváticos que les queda, pero una parte fue devastada luego de la Revolución Industrial y durante el siglo XIX. Mientras que, en América del Norte, se ha destruido millones de hectáreas y en América Central para el año 2012, la velocidad de forestación era de unas 45 hectáreas cada hora.

Otro aspecto importante en la deforestación son los incendios forestales, que pueden llegar a acabar la gran mayoría de la vegetación de la selva. Los estudios a nivel climático señalan que las actuales condiciones de sequias extremas conducirán al desarrollo de incendios en las selvas haciéndose cada vez más frecuentes al corto plazo.

Durante un tiempo, los expertos consideraban que los incendios forestales no eran un riesgo para la vegetación de la selva, pero estudios actuales señalan que ésta es excesivamente sensible a los incendios y que alerta que, a raíz del cambio climático y la deforestación, las selvas tropicales pueden estar en peligro de extinción.

Entre los años de 1999 y 2010, el 5% de las selvas mundiales fueron calcinadas por los incendios forestales. De manera que, para mitigar la devastación de las selvas, los países han creado los parques nacionales y la legislación para frenar la destrucción y devastación de las selvas, que al no ser cumplidas tienen una fuerte penalización civil y económica.

Sin embargo, aún existen países donde los ecosistemas selváticos no están siendo protegidos y están bajo amenaza de destrucción permanente.

Fauna de la selva

La fauna de los ecosistemas selváticos es muy extensa. Sin importar de la ubicación geográfica, en la que este la selva que se quiera describir, se pueden conseguir especies de animales como insectos y arácnidos en gran cantidad, así como también, reptiles, anfibios y mamíferos de muchas clases.

Una de las particularidades que tienen las selvas, y que es aprovechada por la mayoría de especies animales como protección de los depredadores, es que, gracias a su gran altura vegetal, se pueden conseguir especies animales que no tocan o caminan a nivel del suelo, ya que hay corren un alto riesgo, porque es donde está la gran mayoría de los depredadores.

Algunos de los ejemplos que más se conocen sobre la fauna selvática son los reptiles y anfibios, tales como la rana y la serpiente. Igualmente, en estas mismas zonas se pueden conseguir mamíferos tales como la pereza, que esta gran parte de su vida en las partes más altas de los arboles comiendo de sus ramas y hojas; y algunos mamíferos carnívoros como el jaguar, que es considerado el depredador de mayor rango en la cadena trófica en las selvas.

Si se revisa otras selvas como las africanas se puede conseguir animales como chimpancés y gorilas, de igual manera, lémures en distintas zonas de las selvas ubicadas en la isla de Madagascar. Finalmente, en el área del sureste de Asia y en gran parte de Indonesia y al norte de Australia, se consiguen especies animales de gran tamaño como los orangutanes y tigres, y algunos roedores y canguros.

Así como hay diversidad de vegetación de la selva, es impresionante la diversidad animal, debido a que, en las distintas capas o estratos de las selvas, los animales se adaptan de acuerdo a la cantidad de radiación de luz solar. Entre las principales caracterices de la fauna de la selva se puede distinguir:

  • Las especies animales son muy activas y debido a esto, la relación entre las especies es muy alta.

  • En las selvas, la especie animal tiene una máxima resiliencia, con medidas y patrones anti depredadores, por la gran gama de especies. Ejemplo de esto, es el mimetismo y camuflaje tanto de morfología como de color.

  • La mayor porción de las actividades animales ocurre que en la zona del dosel, de manera que hay distintas adaptaciones para movilizarse entre los arboles mediante vuelo, deslizamientos, ascensos y saltos.

Características principales de las selvas

Los ecosistemas selváticos, son los de más grande diversidad biológica sobre la Tierra, constituyen una biomasa representada por grandes cuerpos de vegetación de la selva ecuatorial localizadas geográficamente en la franja de los trópicos ecuatoriales, a continuación, sus particularidades más resaltantes:

  • Clima cálido húmedo.

  • Tempe tura anual media que está entre los 27ºC y los 30ºC, hasta los 500 metros de altitud.

  • En cuanto a la altitud, se ubican en el piso o base de las zonas calientes, si se ubican e pisos superiores, se menciona selvas montañosas o boques nublados.

  • Precipitación anual media: las cuales están entre los 1600 y 2100 mm. En el caso, del valor mínimo referencia se debe entender que estas precipitaciones deben estar bien distribuidas durante todo el año, haciendo solo la acotación a climas con una ubicación muy particular.

  • Estación o épocas de las lluvias, son casi poco percibida ya que todos los meses son lluviosos. Puede tener un periodo de precipitaciones por debajo del promedio anual, pero casi todos los meses los niveles de lluvias son los adecuados para permitir el desarrollo de la vegetación de la selva.

Producto de todo esto, los sistemas fluviales, aunque son de tramos cortos son de caudal abundantes. En las partes transicionales con la vegetación de sabana puede observarse durante una corta temporada de sequía la gran gama de vegetación disminuir gradualmente.

  • Los suelos tienen poca profundidad, son ácidos y pobres. No obstante, esta pobreza del suelo, no es impedimento para la vegetación de la selva, ya que se puede destacar el desarrollo de plantas epifitas, observándose especies vegetales de condiciones extremas que no requieren de suelo para desarrollarse.

La poca profundidad de los suelos queda en contraposición con lo superficial de las raíces de los árboles de gran tamaño, que tienen raíces de soporte para sostener sus ramas y sobre todo sus troncos, con la resiliencia a las condiciones ambientales y con la increíble diversidad biológica, que utiliza de forma eficaz el agua disponible, temperatura y la luz solar.

  • La latitud de la localización geográfica esta entre los 0 – 5º N-S y 5-10º N -S.

  • En cuanto a la diversidad biológica, es el área terrestre que tiene mayor cantidad de organismos, animales y vegetales. No obstante, hay que resaltar que no hay tantas especies de animales de mediano y gran talla. Algunas de las especies de ese tamaño se ubican especialmente en las zonas de selva de sabana.

En cuanto a las hormigas herbívoras, son del tipo agricultoras, que suben al subsuelo inmensas cantidad de hojas, no para comer de estas, más bien para producir alimento que se fermenten y sirvan de nutrientes para las bacterias, microorganismos y los hongos, que a su vez, les provee a ellas como comida.

Tipos de selva

Este tipo de ecosistema se puede clasificar según su ubicación. Se pueden señalar: la selva ecuatorial, tropical, sub tropical, montana, de tierras bajas y tropófilas.

Tipos de selvas según la latitud y temperatura

Selva ecuatorial

La selva ecuatorial es la que se ubicada en el área del Ecuador, con un clima húmedo y constante, que es básicamente cálido, no tiene exposición a temperaturas frías ni a lluvias de ciclones y que tiene grandes temporadas de precipitaciones durante todo el año, con solo dos meses de sequía a lo mucho.

Los ecosistemas selváticos tienen por particularidad precipitaciones de más de 2000 mm promedio anual. Estas selvas tienen la mayor biodiversidad conocida en la Tierra, teniendo el 60% de la diversidad existente. Presentan una forma completamente desarrollada de vegetación de la zona dosel y son la vivienda del invierno de una gran cantidad de aves.

Cerca de las dos terceras parte de las selvas tropicales del planeta pueden ser de la clase ecuatorial. La mayor parte de la selva ecuatorial se ubican en la Amazonia, América Central, la cuenca del Congo y la zona costa del África en el golfo de Guinea y en las islas del sureste del Asia en Indonesia específicamente.

Hace unos 200 años atrás, las selvas tropicales abarcaban el 10% de la superficie terrestre, esto disminuyó al 6% aproximadamente de cobertura actual. No obstante, cerca del 50% de los organismos vivos en el planeta Tierra se consiguen en el área del Ecuador.

Selva Tropical

Se conoce también como bosque tropical, este ecosistema es una franja verde que se ubica en la línea ecuatorial. Entre sus particularidades principales están las elevadas temperaturas durante todo el año, también por sus elevadas precipitaciones, que son permanentes durante todo el año, llegando a los 5000mm durante el año, así como tener una espesa vegetación.

Los países donde se ubican son: Ecuador, Colombia, Brasil, México, Colombia, Australia, México, Perú, China, India, Perú, Filipinas, India y Madagascar. Si bien, no abarca una gran parte del planeta, solo representa el 5% del total de la superficie terrestre, la selva tropical tiene funciones importantes dentro del planeta.

En primero, esta franja verde, que se ubica en la cuenca del Congo, en la Amazonia y en el sureste del Asia, es el entorno natural de millones de especies animal y vegetal, que además están en grandes cantidades.

Asimismo, la importancia de la selva tropical es ver con la gran cantidad de carbono que puede almacenar, lo cual es fundamental para proteger de la erosión a los suelos, y finalmente, esta franja verde fortalece el equilibrio entre el clima y el sistema hídrico.

Los científicos ambientales tienen su atención puesta en esta biomasa, por el obvio motivo de que, más de la mitad de esta biomasa ha sido devastada, dañada y vulnerada como producto de la intervención y daño del hombre.

Este daño no solo afecta negativamente la vida de las miles de especies de vegetal y animal que viven en las selvas, sino que, esta selva es una fuente de materia prima fundamental para el ser humano, como la comida, madera y hasta se usa el suelo en donde habitan aproximadamente 60 millones de seres humanos, y que de manera obligada, deben trabajar para que estas selvas continúan para lograr sobrevivir.

La selva tropical es una de la biomasa que se puede conseguir cerca de la Tierra, es una biomasa con características húmedas y cálidas, que se ubican próximas al Ecuador del planeta Tierra. Las selvas tropicales de gran extensión que existe en el planeta se ubican en América del Sur, África y el sureste del Asia.

Las selvas tropicales tienen entre 60 a 140 pulgadas de lluvias que son distribuidas de forma uniforme a lo largo del año. La conjunción de constante calor y una humedad abundante, permite que la selva tropical sea un hábitat adecuado para ser vivienda de una gran cantidad de animales y plantas.

Las selvas tropicales presentan la más grande biodiversidad del planeta, aproximadamente 20 millones de especies animal y vegetal habitan dentro de este ecosistema.

Selva subtropical

La selva subtropical se caracteriza por tener un clima subtropical húmedo, con un verano intenso y los inviernos son algo fríos y es de menor tamaño que la selva tropical. Su temperatura promedio anual oscila entre los 18 y 24ºC.

En el sur de América se clasifican con selvas sub tropicales, así como las del sur de Brasil, norte de Argentina y Paraguay. Asimismo, la selva de la zona de la costa de África y las costas del norte de Australia. La selva montana tiene un clima subtropical, aunque este entre latitudes bajas.

Selva templada

Las selvas templadas son las características de las áreas de clima templado. Presenta una temperatura promedio anual de 18ºC con precipitaciones anuales entre los 700 mm y 2500 mm. No obstante, sus condiciones tienden a cambiar inmensamente entre las estaciones del año y las localizaciones geográficas, es decir, son muy variados en su naturaleza, y tienden a tener mucha humedad entre los 50 y 70%. Están distribuidos de acuerdo a 5 estratos de vegetación:

  1. Un estrato de inicio que tiene líquenes y musgos, al nivel del suelo.

  2. Un segundo estrato de plantas rastreras y las hierbas.

  3. Un tercer estrato de arbustos, como son las moras y los arándanos.

  4. Un cuarto estrato de árboles muy jóvenes, con altura media.

  5. Un quinto estrato de árboles que tienen alturas de hasta 60 pies.

Los suelos de este tipo de selvas tienden a ser fértiles y muy ricos en nutrientes, por la pérdida excesiva de ramas, hojas y cualquier material orgánico que posteriormente, se van a descomponer.

Selva fría

En pequeñas áreas remotas de la zona intertropical, que tienen una abundante humedad, se crean selvas muy densas que están muy habitados que contrastan exuberantemente con sus homólogos de latitudes intertropicales.

No obstante, muchos no llaman a estos ecosistemas selvas ya que se asocian a zonas de climas más cálidos. Se ubican acerca de las franjas más norte de la cordillera andina, en la zona final del sur de América, así como en el archipiélago de la Tierra del Fuego.

Toda esta región ecológica, fue cubierta por glaciares durante la última glaciación, y las zonas están ampliamente trabajados por ellos, observándose lagos, islas y canales. En las latitudes más templadas, es sustituida por la región ecológica de los bosques valdivianos, que tiene mucha relación con los bosques sub polares tanto en la especies vegetales y animales.

Hacia el norte y este colinda con la región ecológica de la Patagonia, que es más seca y tiene un clima más continental, teniendo una vegetación de gramíneas, así como algunos arbustos.

Tipos de selvas según la humedad y estacionalidad

Selva lluviosa

Se conoce también como selva pluvisilva, bosque húmedo tropical y selva subtropical espesa, es un tipo de biomasa que asocia a ecosistemas de selvas tropical húmedo o subtropical húmedo, ubicado mayoritariamente en el área intertropical, y tiene una gran formación vegetal arbórea de gran tamaño y espesa de varios niveles o estratos, fundamentalmente plantas perennes y de hojas amplias y frondosas, de clima cálido con cambios térmicos menores a 5ºC y lluvioso durante casi todos los meses del año.

El ecosistema se caracteriza por una vegetación de la selva exótica, con temperatura y precipitaciones muy elevadas durante todos los meses del año. Las precipitaciones son los ecosistemas con la biología más diversa del planeta.

Abarcan un área del menos del 6% de la superficie de la Tierra, y tienen más del 50% de las especies vegetales y animales de todo el planeta. En una hectárea de la selva lluviosa pueden existir más de 700 especies de árboles.

Selva seca

La selva seca, se conoce también como selva xerófila, bosque seco, selva decidua o selva tropófila, son selvas que se ubican geográficamente en las áreas tropicales y subtropicales de climas secos, que tienen con características porque se intercambia las estaciones de lluvias y los periodos secos muy largos, en las que deben subsistir a periodos secos que pueden durar muchos meses.

Tipos de selvas según la latitud

Selva basal

Esta clase de selva se refiere a una categoría considerando los factores y características de la altitud del área donde se encuentre. Las selvas basales se ubican en áreas de planicies y llanuras. Pueden ser restingas, es decir, áreas bajas pero que no están siendo afectadas por las inundaciones, o tampoco son selvas aluviales o de aluviones que pueden quedar inundadas o cubiertas de agua durante ciertos periodos.

Selva montana

Estas selvas se encuentran a grandes alturas hasta se llegan a cubrir de cúmulos de nubes. Tienen altos niveles de humedad y una alta vegetación de la selva. Tienen límites en el norte con los bosques montanos que tienen una menor densidad y más bajas temperaturas y hacia el sur con la selva piedemontaña.

Selva montana tropical

Estas selvas están en el área entre los trópicos en las faldas de las montañas y que esta expuesto a los vientos que dominan la zona, a una altura entre los 1000 y 2200 metros de altura, que es el área que la tasa de condensación de humedad es más alta. Así mismo se observa un clima tropical de altitud y hay una gran variedad de árboles y demás especies, y su diversidad biológica está en contraste con la de las selvas ecuatoriales de las tierras más someras.

Con una mayor altura el bosque montano tropical puede llegar a tener extensión hasta los 3800 msnm, que se conocen como bosques altoandino.

Selva de galería

También conocido como bosque de ribera o selva de soto, se clasifican por su formación vegetal que se caracteriza por su relación con las orillas de los ríos o sistemas hidrológicos abundantes. El tipo de vegetación de la selva que se consigue aquí, se denomina riparia, los requerimientos del agua son cubiertos básicamente por la humedad del suelo y no por la pluviosidad, y generalmente, crecen densamente.

Sirven de protección de una gran variedad de animales, especialmente de aves, y enseñan una habilidad de recuperación ante los incendios forestales mucho mayor a la de las montañas aledaños. El término galería, viene de que su vegetación cobija a los sistemas fluviales y forman un tipo de túnel.

Se pueden detectar rápidamente por estar rodeando a las riberas del rio, conformando un corredor diferente al restante de la vegetación, por su altitud y coloración, asimismo tiene la característica de preservar especies caducifolias con climas secos, como el clima mediterráneo o tropical de sabana, ya que dependen básicamente de la humedad.

El aspecto excepcional de estos ecosistemas selváticos, los hacen punto central de protección, como lo es las orillas del rio Tajo, que se le ha otorgado el calificativo de Patrimonio de la Humanidad. La modificación de las selvas en galería, por la forma de aprovechamiento indiscriminada e intensa por parte de las actividades humanas, hace que solo queden algunos prístinos en países como España.

En el sur de América, específicamente, en la zona selvática donde esta Brasil, Paraguay y otros países cercanos, tiene invaluables ecosistemas que están en protección y con el uso racional de los recursos naturales, controlados por las instituciones gubernamentales.

En otros sitios se les da el nombre coloquial de soto, como en el valle del Ebro; canuto en la provincia de Cádiz, con una vegetación relicta.

En la zona llanera entre Colombia y Venezuela, se ven zonas de selvas de galería de cientos y hasta miles de kilómetros de largo, paralelos a los ríos más importantes. También se observan en algunas áreas de Suramérica, como la Meseta brasileña y los esteros correntinos, en la zona suroeste del norte de América, así como en la parte oriental del África.

Morichales

Las densas selvas de galerías que se pueden observar en ciertos ríos, con gran abundancia de la palma moriche, que se encuentra en países como Venezuela, así como en Brasil, pero se conocen allí como buritizales.

En general, el ancho de estas selvas que están a la ribera de los ríos es muy escasa, solo en condiciones excepcionales que favorecen y que van a lo largo de los inter fluviales.

La vegetación de la selva tipo morichal, aumenta gradualmente a medida que se mueve aguas arriba de las orillas del sistema fluvial, por lo que se van creando canales a medida que uno se va trasladando por el cauce de los ríos.

Por lo general, durante los periodos de lluvia, las aguas de estos ríos suelen tener desbordamientos por las partes donde el morichal tiene menos espesor. Esto origina la formación de pequeñas lagunas que van paralelo al cauce y también se forman esteros en las partes más bajas.

De esta manera, las selvas de galería pueden ser definidas como los ecosistemas selváticos que abarcan las orillas de los ríos con climas tropicales lluviosos o climas de sabana.

Ubicación de las selvas a escala mundial

Las selvas se encuentran entre los trópicos de Cáncer y de Capricornio, en las siguientes coordenadas: 23º 26′ 14″ latitud norte y 23º 26′ 12,9″ de latitud sur. A continuación, el desglose de la ubicación geográfica por continentes:

Asia

Se encuentran en la zona de Indonesia al sureste del Asia, y se resaltan la selva ecuatorial en Borneo, además que estos ecosistemas están en peligro en la actualidad, por la deforestación a causa de la industria maderera y por el cultivo de la palma de aceite.

América

En este continente esta el 60% de las selvas, abarcando desde el sur de México hasta la parte norte de la República de Argentina. La mayor extensión la tiene la selva de cuenca de la Amazonia.

La selva del Amazonia ocupa la mayor parte en el territorio de Brasil y lo demás está distribuido en Bolivia, Colombia, Perú y Venezuela. La otra gran parte de área de estas selvas están en las selvas del escudo de Guayana en países como Venezuela, Brasil, Guyana, Guyana francesa y Surinam.

Oceanía

Se ubican las selvas en las partes montañosas de Papúa Nueva Guinea, Nueva Caledonia y en la parte noreste de Australia. Las selvas ubicadas en Queensland están en su mayoría de los restos de las selvas antiguas de Gondwana.

África

En el continente africano se ubican selvas en la zona sur del desierto de Sahara cubriendo hasta las sabanas que están aledañas al desierto del Kalahari. Las más grandes extensiones se ubican en los países del Congo y Madagascar.

Casi toda la selva se encuentra en la parte centro y occidente de África, incluye a países como Camerún, Gabón, Republica de África Central y República del Congo.

La selva y el cambio climático

La vegetación de la selva no ayuda para poder fundamentar científicamente el deterioro del planeta por el cambio climático, ni tomando en cuenta las actividades del hombre, que han acelerado su destrucción y transformaciones irreversibles.

Lo anteriormente expuesto, se debe al increíble equilibrio y estabilidad de la vegetación de la selva: los árboles y especies vegetales de menor tamaño más antiguas que se conocen sobre la Tierra, aun se observan cómo crecen en estos ecosistemas selváticos.

De manera que, en las minas de carbón y en otros fósiles vegetales se pueden observar troncos, material leñoso y hojas de helechos, lo cual permite fortalecer la idea de que el cambio climático ha permanecido igual a través de cientos de millones de años, por lo menos en las zonas tropicales donde están las selvas, debido a que, los helechos se siguen viendo en las selvas en la actualidad, con las particularidades ecológicas de ese tiempo.

Lo que sí ha ocurrido en estas zonas es una ampliación y diversificación de diferentes especies vegetales y resiliencias de estas con el clima presente. Adicionalmente, la vegetación de la selva, tiene sus propios mecanismos de defensa de las actividades del hombre y éste no ha logrado tener éxito en la idea de la explotación de la selva para darle rentabilidad comercial y económica, intentando transformar en monocultivos.

Una gran cantidad de extensiones selváticas alrededor del planeta están amenazadas por las empresas de madera y del papel, así como la continua construcción de asentamientos humanos en sus espacios.

Las actividades primarias extractivas como la minería, producen un impacto ambiental negativo, ya que usan compuestos químicos altamente tóxicos y contaminantes además que sus técnicas de extracción que dañan los suelos y los ríos de forma irreversible.

Los científicos calculan que en la década de los 90 del siglo XX, aumentó la tasa de deforestación que disminuyó la franja selvática de 15% en la superficie terrestre a 5%, que es el porcentaje actual que se maneja, traduciéndose en una disminución de selva de unos 60000 kilómetros cuadrados por año.

Se han dado las alarmas que, de seguir con esta tasa destructiva de las selvas, para los años de 2040 al 2050 habrá desaparecido todas las selvas sobre la superficie terrestre.

Si te gustó está información, te invitamos a revisar estos otros enlaces de interés:

Adaptación del Águila: Características, Hábitat, y más

¿Qué come El Leopardo? Características, y ¿Dónde vive?

(Visited 107 times, 1 visits today)

Deja un comentario