Abelia: cuidados, cultivo, características y mucho más

Comparte este artículo

La Abelia, es un arbusto floreado con más de 70 ejemplares. En este post te diremos sus características, cómo es su cultivo y muchos datos más que pueden ser de gran ayuda.

Abelia, un pequeño arbusto de flores hermosas

Origen de la Abelia

La Abelia, es un arbusto apto para jardines pequeños y zonas cercanas al mar. Son frondosos y su floración es deleitable. Usualmente, se colocan en grupos, llegando a cubrir zonas amplias.

Su gran mayoría, provienen de China y la más común y conocida por muchos, la “Abelia Grandiflora” puede encontrarse en África, Europa y América. Se dice, que su nombre, se debe a un médico llamado “Abel”, quien fue el que introdujo esta planta a Europa. Sin embargo, en algunas partes de México, esta planta simboliza la armonía, unión e igualdad.

Cultivo

La Abelia, es una planta que se adapta muy bien a los climas templados. Es por eso que, si se quiere tener con un abundante florecimiento, se debe plantar bajo el sol. En cuanto al clima, son sensibles a los vientos fuertes, por lo que se deben tomar las precauciones para protegerlas de estos.

Cuando se trata de un arbusto joven, su resistencia a temperaturas heladas muy altas, se deben resguardar. Aunque, al cumplir los 5 años de vida o un poco más, crean resistencia al frío (soportando un máximo de -10°).

Por otra parte, la Abelia, tolera la sequía. Sin embargo, es indispensable que sea regada con abundancia, durante el verano. Durante invierno y primavera, el riego se disminuye. Sabiendo esto, para cultivar la Abelia, la tierra debe tener ciertas condiciones para su producción.

Debe ser bastante permeable y blanda, además de ser nutrida con abono orgánico en las estaciones de primavera y otoño. Así, de este modo, se evitan los sustratos calcáreos.

Preferiblemente, su plantación se da en suelos ligeramente arenosos, con buen drenaje, es decir, no debe tener mucha humedad ni sufrir inundaciones al momento del riego.

Para generar la multiplicación del arbusto, se puede hacer mediante esquejes (tallos o retoños), cuya plantación debe realizarse a finales de primavera e inicios del verano (específicamente entre julio y agosto) en una tierra previamente abonada.

Es importante saber que, se deben mantener los esquejes cubiertos en un sitio fresco durante el invierno para que, al momento de plantarlos, sean efectivas. La Abelia, se adapta a superficies con poca profundidad y es un arbusto que puede ir junto a otros o en cercados libres, sin recortar.

Cuidados de la Abelia

La poda del arbusto, es una técnica muy utilizada, para que la floración de esta planta sea vigorosa. También, ayuda a la estética de la Abelia, manteniéndola organizada y con buena forma. Para la poda de la Abelia, se recomienda realizarla cada 2 o 3 años. Y se puede realizar con una tijera de jardinería de dos manos.

La Abelia, se poda cuando su tiempo de floración finaliza. En ese momento, se extrae delicadamente, todas las ramas marchitas y también las que se encuentren en malas condiciones.

¿Cómo hacerlo?

  1. Se corta el tallo por debajo del quinto nudo.
  2. Retiras primero todas las hojas entre este y el tercer nudo, dejando las demás arriba.
  3. La parte del tallo o retoño que ira bajo tierra se debe untar con hormonas especiales para enraizar, antes de enterrarlos.
  4. El regado, debe ser de 4 días o menos, depende de si es muy caluroso el clima.
  5. Situarla en lugares donde no les pegue mucho viento o frío extremo.

También, está la opción de plantarla al lado de otras plantas, durante la primavera o colocando estacas de madera dura en el otoño. Te invitamos a leer sobre los  Tipos de abono para mayor información sobre la siembra de cultivos de plantas.

Características de la Abelia

Las flores de una Abelia, suelen ser comúnmente de coloración blanca o rosada, pero también las hay en tonos fucsias. Los brotes más jóvenes de este arbusto, suelen ser de color rojizo, otorgando eventualmente las coloraciones que ya hemos mencionado.

Su aspecto delicado, tiene el diseño similar al de una campana, naciendo conjuntamente de a tres, con 5 pétalos redondos y lobulados, ubicadas al extremo de las ramas.

Las flores de la Abelia, se identifican por un suave y agradable aroma. Sus hojas, son pequeñas y brillantes con forma ovalada. Pueden caerse o ser perennes (dependiendo del clima donde se ha desarrollado).

Por ejemplo: los arbustos de Abelia que se encuentran en el sur de América del Norte (México) son de hojas perennes, al contrario de las nativas del este de Asia, específicamente en Japón al oeste del Himalaya, que por el frío, se deshojan. Tienen una coloración de un verde oscuro intenso. Estas se distribuyen en la rama perfectamente, permitiendo el acceso de aire constante.

Las ramas, localizadas en el exterior de la planta, son bastante flexibles y finas, formando una especie de arco y es donde cuelgan las flores. Mientras que, las ramas internas, son robustas y tiesas con la función de dar soporte al arbusto.

El arbusto de la Abelia, puede alcanzar los 3 metros de altura, pero es común hallarlas con la medida de 1 a 1,5 metros. Mientras que, su follaje, no supera los 6cm de longitud.

Plagas y enfermedades

Una de las ventajas de la Abelia, es su resistencia a las plagas y enfermedades. Rara vez es atacada por insectos o infección de hongos. Aunque, según los informes de botánica sobre esta planta, han determinado que, en ocasiones, pueden padecer de algunas enfermedades.

Por ello, se recomienda realizar un tratamiento preventivo durante la primavera y el verano. Recientes informes de botánica, destacan que, aunque la Abelia soporta prácticamente todo tipo de plagas o enfermedades, en alguna ocasión puede padecer de oídio -hongo pequeño de un parásito que se ubica sobre las hojas- o ser atacada por los pulgones.

Por otra parte, a este arbusto se le atribuyen propiedades alérgicas. Se ha informado que, las personas que son alérgicas a las plantas como la “Madreselva”, también suelen experimentar reacción alérgica a la Abelia.

Fotografía Macro de una abeja sobre flor de Abelia

Tipos de Abelia

  • Spathulata
  • Serrata
  • Triflora
  • Speciosa
  • Edward Goucher
  • Parvifolia
  • Rupestris
  • Engleriana
  • Schischkinii
  • Tetrasepala
  • Chinensis
  • Sanguinea
  • Occidentalis
  • Myrtilloides
  • Floribunda
(Visited 22 times, 1 visits today)

Deja un comentario