Amarilis: Características, cultivo, cuidados, y mucho más

Comparte este artículo

¿Quieres aprender sobre una hermosa flor? Te invitamos a leer el siguiente artículo sobre la Amarilis y todo los que necesitas saber sobre su cuidado.

Amarilis

La Hippeastrum spp, o mejor conocida como Amarilis, es una flor de la familia de las amarilidáceas. Está es una hermosa flor para decorar interiores, con más frecuencia en navidad, y si se tiene los cuidados correctos, el bulbo puede llegar a vivir por 70 años; tiene sus orígenes en América Central, del Sur y el Caribe, en diferentes lugares como las sábanas, los bosques secos y tropicales.

Características

Es una planta ornamental que puede llegar a tener una altura entre los 40 y 60 centímetros con un gran bulbo de 12 a 15 centímetros de diámetro. Cuenta con unas hojas alargadas y sus flores de gran tamaño tienen diferentes colores intensos tales como rojo, rosa, blanco o una combinación de blanco y rojo.

¿Quieres ver el proceso de crecimiento de la Amarilis desde su bulbo? Te invitamos a ver el siguiente vídeo:

Cultivo

La época de plantación recomendada es a finales de invierno entre los meses de diciembre y marzo, esto es debido a que la planta prefiere los climas cálidos, aunque podría llegar a sobrevivir en climas fríos sin llegar al extremo. Está planta comienza a florecer es en primavera y verano.

Aunque puede sobrevivir en un jardín, es recomendable mantenerlas en macetas para tener un mejor control de esta, ya que las flores pueden durar por más tiempo, debido a que no exceden la exposición a la luz solar durante los periodos de floración.

Cuando se plante el bulbo, el tamaño es algo que se debe de tener en cuenta, ya que determinará el tamaño de la planta, por eso es recomendable que sea entre 15 y 20 centímetros.

En caso de que sea en maceta, se deben colocar piedras que ayuden al drenaje en la base junto con tierra que tenga abono, para finalmente abrir un agujero donde irá el bulbo. Se agrega tierra sobre este, pero teniendo cuidado de no cubrirlo completamente, luego de esto se tiene que regar.

Cuidados

A pesar de no ser una flor muy delicada, la Amarilis debe tener ciertos cuidados para alargar el tiempo de vida de esta y poder mantener tu hogar iluminado por mucho más tiempo. Entre las precauciones que debemos tener en cuenta, podemos mencionar las más importantes a continuación:

Iluminación

Es una planta que disfruta el sol, pero no en exceso, por eso se recomienda tenerla en semi sombra, o en caso contrario sus hojas podrían verse afectadas. Si la plantación se está haciendo en maceta para que esté dentro de la casa, es bueno ubicarla cerca de una ventana que no le dé directo el sol o en una habitación cálida.

Flores

Las flores de la Amarilis solo florecen una vez, pero lo hacen de manera hermosa, estás duran un aproximado de entre tres a seis semanas, si se tienen en cuenta los cuidados de la iluminación y el riego. Cuando estás se hayan marchitado, deben ser cuidadosamente cortadas con un cuchillo, esto ayudará a que la planta dure por más tiempo.

Riego

Cuando el bulbo ha sido sembrado, hay que tenerlo húmedo, y al momento en que las hojas comiencen a brotar, el riego ira en aumento hasta que las flores comiencen a aparecer, esto debe ser dos o tres veces por semana, mientras se esté en los meses cálidos, pero cuando comiencen los fríos tiene que disminuirse a solo una vez por semana.

Bulbos

Estos florecen en invierno, para conservar los bulbos se deben mantener dentro de la tierra y sin darle un riego a una cierta temperatura, la cual debe ser entre los 13° centígrados. Luego de alrededor de diez semanas se puede intentar plantar en una maceta o si es de tu preferencia, puedes hacerlo en tu jardín de manera directa, teniendo en cuenta la iluminación y siguiendo los riesgos adecuados.

Es recomendable que antes de plantar el bulbo, poner una capa de arena para evitar que está se pudra por un exceso de agua. Un aspecto que se debe tener en cuenta, es que los bulbos son tóxicos, así tiene que tener suma precaución sobre no ingerirlos por accidente.

Abonado y maceta

Para que la planta crezca con mayor fuerza y dure por más tiempo, se debe de tener una tierra rica en materia orgánica, sin olvidar la capa de arena que se debe de colocar en la parte inferior. Un sustrato recomendado es el compo sana.

La mejor época para hacerlo es al final de verano, ya que es el periodo dónde la planta necesita más nutrientes y el que el bulbo almacene las sustancias de reserva necesarias. Se debe tener en cuenta el tamaño de la maceta dónde irá el bulbo, ya que este debe ser más grande para que tenga espacios para las raíces.

Temperatura

A esta planta le gusta los ambientes cálidos, por eso la temperatura recomendada para el desarrollo de los tallos es de 68 a 70° centígrados. Cómo dijimos anteriormente, intenta que los rayos del sol no le den directamente ya que podría resultar contraproducente, pero también, ten en cuenta que la Amarilis no soporta temperaturas inferiores a los 6° centígrados.

Consejos útiles

Si deseas mantener tu flor de Amarilis por más tiempo, es bueno tener en cuenta unas indicaciones para ayudarla a crecer de manera exuberante, a continuación, unos consejos útiles que te ayudarán:

  • Poner una estaca o palo de madera de soporte, te resultará útil para tener las flores en una posición vertical.
  • Es recomendable poner el bulbo con sus raíces, por unas cuantas horas, en agua tibia antes de sembrarse.
  • Puedes comprar tierra la cual este previamente mezclada con abono nutritivo para las plantas.
  • El tiempo de floración es más largo en invierno que en primavera, por lo que debería ser plantada entre octubre y abril.
  • Con el deseo de que la floración sea continúa, se debe de plantar a intervalos de dos semanas, esto ayudará a que el color de la flor sea más maravilloso.
  • Después de la floración, para que vuelva a florecer, se remueven las marchitadas desde el tallo y cuando esté vuelva a crecer, se corta de nuevo en la parte superior.
  • Abonar la tierra por al menos cinco o seis meses, de igual manera dejar que las hojas crezcan y se desarrollen en su totalidad.
  • Al momento en que llega el otoño, es usual que las hojas se vuelvan amarillas, por lo cual deberían cortarse por lo menos dos pulgadas de la parte superior.
  • Si se guardan los bulbos en la nevera, se debe tener cuidado de no acercarlo a manzanas, ya que podría esterilizarlos. Recordemos que el bulbo es toxico, así que se debe tener cuidado.
  • Planta los bulbos al menos ochos semana antes del momento en que desees que florezcan.
  • Riégala por debajo de las flores y las hojas o de lo contrario, esto pudrirá las planta.

Esperamos que te resultara útil este artículo. Si deseas saber más sobre una flor que requiere pocos cuidados e ilumina tu hogar con solo colocarla, te invitamos a leer el siguiente artículo sobre la Gazania: Cuidados, cultivo, consejos útiles y trucos.

(Visited 81 times, 1 visits today)

Deja un comentario