Tiburón blanco: Características, hábitat, reproducción

Comparte este artículo

El tiburón blanco es un depredador que presenta su nombre por sus características físicas, además también se relacionan puntos de gran importancia que les diferencia con otros de su especie, esta información se detallará en este artículo.

Pez depredador con características relevantes

Tiburón Blanco

El tiburón blanco se encuentra entre las especies del pez, específicamente cartilaginoso lamniforme, este se caracteriza por encontrarse en agua que no son de bajas temperaturas, normalmente son cálidas y además muy templadas; actualmente el tiburón blanco es el único que no se encuentra extinto entre su especie del género Carcharodon, por esta razón en el mundo se le ha denominado en un estado vulnerable.

Características

Son muchas las características que se pueden resaltar sobre el tiburón blanco, las cuales permite diferenciarlos de otros de su especie, por lo tanto se debe tener conocimiento sobre ello, entre las más importantes se indica el cuerpo robusto característico por ser fusiforme, cuenta con un morro en forma de cono, el cual es bastante grueso pero de un tamaño corto, su boca se caracteriza por tener un tamaño destacado y con una forma redonda.

Además, su boca generalmente no se encuentra cerrada, siempre está un poco abierta lo que permite visualizar sus dientes, de tal forma que el agua puede entrar y salir de ella constantemente por medio de las branquias, es necesario que este proceso ocurra para que el tiburón no se ahogue, debido a que él no cuenta con opérculos para hacer posible el paso del agua, si no ocurre de esta manera entonces se hundiría.

Sus dientes son de gran tamaños, característicos por ser triangulares y además son bastante anchos, estos no cuentan con diastema así como tampoco presenten reducción, lo cual es lo que generalmente los tiburones exhiben, los tiburones blancos presentan su quijada de manera provista donde sus dientes se pueden alinear para que puedan ser empleados para cortar, desgarrar y más.

Los ojos son un tamaño muy pequeño, se indica que su forma es totalmente circular con una coloración negra en su totalidad, en los costados del tiburón blanco se encuentran las hendiduras branquiales, específicamente cinco de ellas, también cuenta con variedad de aletas ubicadas en su cuerpo, algunas en su lomo, cerca de su cola, junto con las aletas de tipo caudal.

El color blanco que indica su nombre se observa únicamente en su parte ventral, mientras que su dorso suele ser de tonalidades grises y azules, este es un punto característico de los animales marinos para que sea posible el camuflaje, en sus extremos las coloraciones son negras, su piel es característica por ser áspera, con escamas que son afiladas.

Sentidos

Cuenta con terminaciones nerviosos que tienen la capacidad de presentir lo que tiene a su alrededor, estas se encuentran en su parte frontal que permite que puedan cazar, ya que si una presa está causando vibraciones o perturbaciones en el agua, el tiburón blanco las puede percibir, además en sus orificios nasales se encuentran las células Lorenzini que brindan la posibilidad de detectar algún tipo de campo eléctrico.

Su olfato es altamente desarrollado, cuenta con una potencia elevada de poder detectar las moléculas en el agua especialmente las de sangre, por lo tanto, pueden distinguir con gran facilidad, con respecto a su visualización se indica que esta es verde en su totalidad y solamente puede mirar hacia los costados, no puede ver directamente al frente, este tipo de vista permite que puedan acechar.

Tamaño

Los tiburones que se encuentran en una edad adulta pueden llegar a presentar un tamaño de casi ocho metros, como mínimo se ha expresado medidas cercanas a los cinco o seis metros, generalmente el tamaño del tiburón blanco macho es menor que el de las hembras, sin embargo, también se han resaltado aquellos que han exhibido una medida mayor a los ocho metros, algunos han mostrado diez metros de longitud lo cual ha llevado a muchas investigaciones.

De igual forma se ha expresado estos últimos casos muy poco comunes, los especialistas en esta área han destacado que el promedio de tamaño de un tiburón blanco es de los seis metros y un peso de casi dos toneladas, por ello, a medida que han realizado investigaciones y han reportado medidas mayores deben ser debidamente estudiadas para su validación, ya que entra en duda de forma inmediata.

Existen otros tipos de tiburones que exhiben características que les diferencian de los demás, le recomendamos leer sobre el pez martillo.

Distribución

Generalmente el hábitat del tiburón blanco es en zonas continentales, donde el agua se caracteriza por no ser de alta profundidad, además cuenta con corrientes marinas alta así como de luz solar, lo que ha permitido que la vida de los animales pueda permanecer, ya que cuentan con facilidad de alimentos; en las áreas donde la temperatura es muy baja como por ejemplo el océano antártico no se presentan los tiburones blancos.

Una de las características principales de este tiburón es que su metabolismo es altamente rápido, permitiendo generar altas temperaturas en él, sin embargo, esto no es suficiente para poder permanecer en lugares tan fríos, su capacidad les permite llegar hasta los mil metros de profundidad en el caso de agua salada donde se exhiben presiones altas y una cantidad de nutrientes baja.

Se resaltan algunas de las áreas donde los tiburones blancos se encuentran siendo las siguientes: Antillas Menores, Golfo de México, Florida, Cuba, Terranova, Río Grande do Sul, Hawái, Fiyi, Japón, Isla de Sajalín, Cabo Verde, Canarias, y muchos otros; se indica que en el mar Mediterráneo hay una alta demanda por las actividades de pesca, lo cual ha conllevado a casos de extinción considerando también la alta contaminación que hay.

Son muchos los estudios que se han realizado para ubicar a los tiburones blancos, se ha indicado que aquellos que se encuentran en California se trasladan hasta Hawái y su permanencia suele ser de al menos cien días y luego retornan nuevamente, el traslado que llevan a cabo lo hacen de una manera lenta y a profundidades de hasta novecientos metros, esto ha presentado a no estar de acuerdo con las teorías que indicaban que eran una especie depredadora territorial.

Alimentación

Accionan por emboscada para tomar a su presa, estos se ubican a muchos metros por debajo, ya que con el color de su dorso no puede notarse, de esta manera su víctima no pueden notarlos y cuando llega el momento de atacarlos se dirigen hacia ellos rápidamente mientras abren su mandíbula notablemente, dependiendo del tamaño de la presa esto puede ser una proceso lento, debido a que sus dientes no son para masticar, por lo que lo realiza por pedazos.

Considerando la ubicación del tiburón blanco su alimentación puede variar, en el caso de los que se encuentran en el mediterráneo se basa en el consumo del atún rojo, así como las tortugas de tipo marina, focas, de igual se resaltan que aquellos que son jóvenes presentan una alimentación basada generalmente en otros de su misma especie, rayas, lobos marinos, focas, leones marinos, delfines, pingüinos, tortugas marinas, nutrias y otros.

Enemigos naturales

Existen muchos animales que generan una amenaza a los tiburones blancos, entre ellos se nombra la orca, años atrás se dieron sucesos de ataque de una orca hacia un tiburón blanco que causó su muerte, sin embargo, se ha estudiado estos casos considerando que el ataque puede deberse por competencia de presas, ya que no se han vuelto a observar este tipo de casos, generalmente ocurren enfrentamientos como tiburón blanco vs tiburón tigre o con los cocodrilos.

Reproducción

La reproducción de los tiburones blancos generalmente ocurre en aguas templadas, específicamente en las estaciones de verano o primavera, resaltando que es ovovivípara, su ciclo de reproducción es bastante lento para colocar los huevos puede tardarse de unas cuatro a catorce semanas, todo depende del proceso donde su permanencia en el útero acaba para poder eclosionar.

El proceso de gestación que presenta el tiburón blanco suele tardar aproximadamente un año, donde logran tener a sus crías con dientes y con una longitud de 12 dm, con respecto a la cantidad suelen ser entre tres y cinco, haciendo énfasis que al nacer se alejan inmediatamente de su madre debido a que sienten una amenaza de su parte, por lo tanto, su crecimiento se lleva a cabo rápidamente de forma independiente.

En el primer año de las crías su desarrollo es muy rápido donde se exhibe un crecimiento de su tamaño hasta unos dos metros, tomando en cuenta lo resaltado en puntos anteriores que el macho presenta menor longitud, su tamaño es menor, sin embargo, su maduración sexual si es mucho más rápida que las hembras, ya que estas necesitan un tamaño de al menos cinco metros para que sea posible la reproducción.

Peligro de extinción

Considerando los puntos variantes de ubicación del tiburón blanco se ha presentado un caso de dificultad para conocer realmente la cantidad que existen en el mundo, sin siquiera poder dar un valor que se aproxime, sin embargo, la población que exhibe es bastante baja así como lo es su reproducción, estos puntos resaltan que es no es una especie que es abundante lo cual puede justificar a su poca aparición y conocimiento sobre él.

Además de los puntos que le relacionan directamente, se consideran las diversas actividades que generan un peligro a su existencia, la pesca es una actividad que con los años se ha visto muy frecuente, específicamente la de los tiburones blancos, considerándolo como una amenaza directamente, por estas razones, se ha calificado a esta especie como vulnerable, pero aún no se han tomado acciones legales sobre este tipo de actividades.

Piel y cicatrización de heridas

La piel de los tiburones blancos se caracteriza por ser muy dura, con una alta resistencia, ya que esta cuenta con un grado abundante de queratinización, además como fue nombrado en puntos anteriores cuenta con escamas que tienen una forma similar a la de un diente, lo que les permite tener una mayor fluidez en el agua, ya que el roce existente disminuye notablemente, esta es una de las altas ventajas que presentan en las aguas.

Otro de los beneficios que ofrece sus escamas es que llevan a cabo el desarrollo de unas crestas que funcionan generando un alto consumo de energía de las bacterias que se encuentran en la superficie del agua, lo que genera una muerte inmediata de las mismas, siendo este un proceso de protección que expresa el tiburón, además aplican un método donde seleccionan los mejores genes para cicatrizar sus heridas, relacionado con la secuenciación del ADN.

Generan vasos sanguíneos mediante la angiogénesis, lo cual se basa en generar el oxígeno faltante a las células que se encuentran en una mala condición, retiran todas las sustancias que no deben estar en ella y dan comienzo a su proceso de crecimiento nuevamente lo que se relaciona directamente con la formación de los vasos sanguíneos, ya que también lo requieren para poder cicatrizar de una manera completa.

Ataques contra seres humanos

Un punto importante que se debe conocer sobre el tiburón blanco es que es muy escaso el reporte de ataques contra las personas, se ha llevado a cabo muchos estudios que han confirmado la poca cantidad de este tipo de casos, los humanos presentan una alta tasa de muerte por otras causas que por el ataque de un tiburón, como por ejemplo, puede ser mayor los casos en un año sobre los ataques de un perro que la cantidad de ataques de un tiburón en cien años.

Como punto referencial se indica el Mediterráneo, en él solamente se han reportado unos treinta casos en 200 años de ataques por parte de los tiburones hacia las personas, otro que puede nombrarse fueron cuatro casos ocurridos en España durante el siglo XIX, destacando que en estos ataques ninguna de las personas murieron, sin embargo, estos reportes se han dado de forma general a los tiburones.

No dan detalles o cifras específicas sobre el tiburón blanco, lo que quiere decir que es mucho menor la cantidad, tomando en cuenta los casos que se han presentado en el mundo entero se resalta una cantidad cercana a los trescientos veinte casos desde los años 1500 hasta la época actual, se hace énfasis que uno de los puntos de ubicación frecuentes sobre estos ataques fue en Australia, Sudáfrica, California.

Expresando los casos que ha reportado California se hace énfasis que sus cuentas exhiben la muerte de una persona cada cinco años debido a ataques del tiburón blanco; como se puede observar en estos puntos informativos son muy pocos los casos que han ocurrido y esto se debe a que los tiburones blancos no visualizan a los humanos como una presa es importante saber qué come el tiburón blanco, por ello suele basarse en ataques de solo morder y retirarse.

Por ello, se han detallado algunas de las razones por las que un tiburón blanco puede llegar a atacar a los humanos, ya que sus intenciones no son el de alimentarse, generalmente es porque lo considera un extraño en su zona por lo que lo toma como una amenaza contra él, por ello, puede llegar a atacarlos mordiéndolos pero inmediatamente se retira, ya que acciona advirtiéndoles.

La confusión que siente el tiburón blanco al observar una persona puede conllevar a que ataque para probar si realmente es un alimento que quiere, pero al ocurrir la mordida y sentir el gusto no lo encontrará agradable y por ello se retira rápidamente, esta es una de las razones por las que realmente no ocurren este tipo de casos, los humanos no son considerados alimentos por los tiburones específicamente los blancos.

Por lo tanto, generalmente los ataques vienen dados por confusiones, lo cual es la explicación cuando los que surfean han sido atacados, ya que debido a que este tiburón se encuentra ubicado muy en el fondo del agua al mirar hacia arriba le puede parecer un animal ideal para su alimentación, como por ejemplo, un león marino, por ello los barcos de pescas han presentado ataques y han sido de los pocos casos registrados.

Sin embargo, cuando se han dado este tipo de ataques son muy pocos los casos en que han perdido la vida, ya que generalmente las mordidas son muy profundas y generan una gran pérdida de sangre pero es una situación que se puede solventar si se acciona rápidamente, lo más importante es que la persona herida sea retirada del agua debido a que la sangre es un punto impulsor para atraer a otros tiburones.

Es importante tener en cuenta que los tiburones blancos realmente no presentan sus intenciones para atacar a los humanos, los pocos casos que se han registrado en el mundo por años viene dado por las razones detalladas anteriormente, de tal forma que pueda ser estudiado los mejores métodos que permitan al caso del tiburón blanco en peligro de extinción.

Son muchas las especies de peces que existen en el mar, si tiene mayor interés sobre ello le recomendamos leer sobre el pez carpa.

(Visited 89 times, 2 visits today)

Deja un comentario