Cómo quitarle las pulgas a un gato y evitar el contagio

Comparte este artículo

En este artículo aprenderás sobre cómo quitarle las pulgas a un gato, además de cómo detectarlas y algunos métodos efectivos que pueden servirte a la hora de lidiar con esto.

Aprende con nosotros sobre los mejores métodos.

Cómo quitarle las pulgas a un gato

Las pulgas son parásitos comunes en los animales callejeros y también pueden afectar a los gatos domésticos si no se tiene cuidado, debido a su facilidad de contagio. Representan uno de sus mayores problemas de piel. Estos parásitos se alimentan de la sangre de las mascotas y se reproducen y transmiten con gran rapidez.

Una gran infestación con pulgas puede causarles una gran anemia que podría llegar a ser mortal. Por suerte las pulgas del gato no pueden vivir en los seres humanos.

El problema de las pulgas no es fácil de solucionar si no se atiende a tiempo. Si detectas pulgas en tu mascota, es de suma importancia que comiences lo antes posible su desparasitación y así evitar una mayor infección y por consiguiente que la plaga no se expanda también en tu hogar.

Así como existen productos que podrás conseguir en el veterinario, también hay una serie de remedios caseros aptos de aplicárselos a tu gato para que este vuelva a estar libre de parásitos.

Pulgas en gatos: Contagio

Estos parásitos son de muy fácil contagio y se transmiten mediante el contacto con otros animales infestados o ambientes en los que habitan, debido a que poseen la capacidad de sobrevivir varios meses sin huésped.

Las pulgas viven en climas cálidos. Los meses de primavera y verano son los que poseen las condiciones ideales de temperatura y humedad para su reproducción y desarrollo. Aún cuando, debido al uso de calefacción en invierno, las encuentran casi durante todo el año en los hogares.

En consecuencia, los huevos se desarrollan en el suelo, especialmente en aquellas zonas más húmedas, como alfombras o rendijas. Las pulgas pasan por un ciclo vital consistente en huevo, larva, pupa y adulto. El tiempo que puede llevar completar el ciclo, es desde dos semanas a ocho meses dependiendo de la temperatura, humedad, alimento y especie.

Luego de eclosionar, las larvas siguen viviendo en el ambiente, alimentándose de restos de materia orgánica. Una vez convertidas en pupa deben buscar un huésped de quien alimentarse y para convertirse en pulgas adultas. Aunque las pupas pueden aguantar sin huésped hasta 6 meses, por lo que resulta de suma importancia mantener el hogar limpio y desinfectado.

Las pulgas, a menudo, son portadoras de distintas enfermedades, por lo que mediante su picadura pueden transmitir al animal, patologías de carácter más o menos graves. Esto hace que resulte muy importante su identificación lo antes posible.

Detectar pulgas en gatos: Síntomas

Los gatos a pesar de ser una de las criaturas más limpias de la tierra, son dos veces más propensos que los perros a tener pulgas y sus hábitos de aseo hacen que éstos parásitos sean mucho más difíciles de detectar.

Lo primero que se debe saber es que el comportamiento de los gatos cambia cuando sufren un problema de pulgas y es probable que parezcan más cabizbajos o deprimidos. También es habitual verlos rascarse de forma muy localizada, especialmente en la cola o tras la cabeza. Aunque este tipo de comportamiento no siempre resulta extraño en los gatos, ya que pasan mucho tiempo limpiándose o rascándose, el rascado excesivo puede ser muy nocivo.

Comprobar mediante el cepillado

Con su cepillo habitual para quitarle el pelo sobrante se puede comprobar de una manera sencilla si tiene pulgas. Con cuidado, hay que pasárselo despacio de abajo hacia arriba y fijarse en los tramos de piel que queden a la vista: las pulgas suelen estar en la base del pelo y son visibles al ojo humano. Además, debemos observar el mismo cepillo, ya que pueden haberse quedado en él. Recomendamos buscar especialmente en la base de la cola, el lomo o la barbilla.

Observa con mucho detalle si el peine recoge alguna liendre, larva o alguna pulga, recuerda que estas últimas a veces son muy pequeñas, por lo que debes estar bien atento/a. Otro método que puedes utilizar es despejar el pelaje del gato y verificar en su piel; busca la presencia no solo de la pulga como tal, sino también de algún rastro, como puede ser algún tipo de excremento, liendres, etc.

El excremento de las pulgas se presentan como pequeños puntos negros, de forma que si notas la presencia de caspa negra, son heces de pulga. Si crees que tu gato puede padecer y tener pulgas, si no las detectas y persiste el comportamiento extraño de tu gato, llévalo al veterinario. Él hará un diagnóstico sobre si sufre un problema de pulgas o de otro tipo.

Síntomas más conocidos

  • De entre los síntomas más evidentes te puedo mencionar el rascado insistente, sobre todo en zonas como la base de la cola o la cabeza, que es donde más acostumbran establecerse; aunque existe la posibilidad de que la plaga se haya expandido y que el animal tenga pulgas por todo el cuerpo.
  • También es posible apreciar que el gato tiene menos ganas de jugar, pasa el rato tumbado y se le ve falto de energía.

¿Cómo quitarle las pulgas a un gato?

Si has realizado las comprobaciones pertinentes y llegaste a determinar que tu gato tiene un caso de pulgas, lo siguiente que debes realizar es acudir al veterinario para que este le recete algunos métodos antipulgas eficaces para tratar este problema. Los productos que suelen ser más recomendados por los expertos para tratar los casos de pulgas en los gatos, suelen ser:

  • Pipetas
  • Collares antiparasitarios
  • Champús antipulgas

¿Cómo quitarle las pulgas a un gato bebé o recién nacido?

Los gatos más pequeños suelen ser más delicados de tratar, es por eso que en este apartado te enseñaremos a cómo quitarle las pulga a un gato bebé de un mes o recién nacido.

Cuando se encuentran casos de pulgas en gatos de tan temprana edad, es aconsejable visitar al veterinario para que le explique cómo puede proceder. Utilizar aceites esenciales para quitarle las pulgas a un gato bebé, de un mes o recién nacido no es muy recomendable, sin embargo, otros remedios naturales que si pueden funcionar (siendo menos agresivos) son la manzanilla, el vinagre o simplemente un baño con agua y con jabón.

Los gatos bebés o de temprana edad suelen ser muy delicados y no es recomendable que sean bañados, es por esta razón que unos de los métodos para quitarle las pulgas a un gato sin bañarlo son los siguientes:

  • La vaselina es un producto que tiene muchos beneficios. Resulta que también es muy efectivo para eliminar las pulgas en los gatos bebés. Puedes coger a tu gato y a medida que lo cepillas con el peine especial para pulgas, toma un poco de vaselina y cuando veas una pulga colócale una gota espesa de este producto. Esto la inmovilizará y hará que sea más sencillo de eliminarla.
  • El alcohol también suele ser un producto muy utilizado para tratar a tu gato sin necesidad de bañarlo.

Si este artículo te fue de utilidad, te recomendamos que visites bichos pequeños en casa para la prevención de plagas en tu hogar. Además puedes visualizar el siguiente video para que conozcas 5 remedios caseros contra las pulgas.

(Visited 12 times, 1 visits today)

Deja un comentario