Los residentes exigen una inspección completa de los daños causados ​​por el reciente terremoto en la central nuclear japonesa

TOKIO (AP) - Un grupo de residentes de pueblos cercanos a las plantas de energía nuclear de Japón solicitaron el viernes a los reguladores suspender las inspecciones de seguridad para reiniciar los reactores que han estado inactivos hasta que la planta fue dañada por una pérdida parcial de energía y un derrame radiactivo. Los terremotos han sido estudiados a fondo.

El Un terremoto de magnitud 7,6 se produjo el día de Año Nuevo y decenas de fuertes réplicas en la prefectura de Ishikawa, en el centro-norte, que mataron a 240 personas, dejaron 15 desaparecidos y provocaron un pequeño tsunami.

Dos reactores inactivos en la planta de energía nuclear de Shika en la península de Noto en Ishikawa se quedaron sin energía debido a transformadores dañados. El agua radiactiva que se derramó de las piscinas de enfriamiento del combustible gastado causó grietas en el suelo, pero no se filtró radiación, dijo el operador Hokuriku Electric Power Co.

El daño ha generado preocupaciones de seguridad y los residentes se preguntan si habrían podido evacuar de manera segura si hubiera sido más grave. El terremoto dañó gravemente carreteras y viviendas de la zona.

Todas las centrales nucleares de Japón fueron cerradas temporalmente tras el desastre de Fukushima en 2011 bajo estrictas normas de seguridad. El gobierno está presionando para reiniciarlos, pero el proceso ha sido lento, en parte debido a la persistencia del sentimiento antinuclear entre el público. Se han puesto en marcha doce de los 33 reactores operativos.

Los residentes de Ishikawa y otras ciudades con plantas de energía nuclear se reunieron en Tokio el viernes para entregar sus peticiones a los funcionarios de la Agencia Reguladora Nuclear. Piden a los funcionarios que suspendan el proceso de inspección mientras se inspeccionan completamente los daños en la planta nuclear de Shika y se aplican medidas de seguridad.

Susumu Kitano, residente de la península de Noto, dijo que no habría escapatoria de su ciudad en caso de un desastre mayor en la fábrica.

Los funcionarios de seguridad nuclear señalaron que los grandes daños a viviendas y carreteras en el área de la planta de Shika hicieron que los actuales planes de evacuación fueran en gran medida imprácticos. Los daños, incluidos deslizamientos de tierra, han dejado muchas zonas inaccesibles y han atrapado a miles de personas en la estrecha península.

Los expertos dicen que los planes actuales de respuesta a emergencias nucleares a menudo no tienen en cuenta las consecuencias de accidentes graves y deben revisarse para tener en cuenta posibles escenarios.

Takako Nakagaki, residente de Kanazawa, 60 kilómetros (35 millas) al sur de la planta de Shika, dijo que el actual plan de evacuación era "un cielo en el cielo". Según el plan, se recomendará a los residentes cercanos a la planta que permanezcan en casa en caso de exposición a la radiación, pero esto no será posible si las casas resultan dañadas por un terremoto.

El terremoto de Noto también causó pánico en la vecina prefectura de Fukui, donde se reiniciaron siete reactores de tres plantas, y en la prefectura de Niigata, donde el operador de la planta nuclear de Fukushima, afectada por el tsunami, se prepara para reiniciar la única planta en funcionamiento de las siete más grandes del mundo. -Reactor de la estación Kashiwazaki-Kariwa.

Cientos de otros residentes de ciudades con plantas de energía nuclear enviaron solicitudes similares a los reguladores y al primer ministro Fumio Kishida a principios de esta semana.

El organismo regulador nuclear ha solicitado una mayor inspección de la planta de Shika, a pesar de que las evaluaciones iniciales muestran que no representa una amenaza inmediata para sus funciones de enfriamiento o fugas de radiación externa. Los funcionarios de la NRA dijeron que el operador Shika debería considerar la posibilidad de daños adicionales a los equipos importantes a medida que continúen los terremotos.

Los reactores de Shika, inaugurados en 1993 y 2006, quedaron fuera de servicio tras el desastre de Fukushima de 2011. Hokuriku Electric Power ha dicho que espera reiniciar el reactor número 2 para 2026, pero las recientes revisiones de terremotos pueden retrasar ese plan.

A pesar del desastre de Fukushima, el gobierno ha promovido un mayor uso de la energía nuclear como fuente de energía limpia y sostenible.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir